¿Migraña o Cefalea tensiona?

        La verdad es que jaqueca, migraña, cefalea tensional y dolor de cabeza a menudo se utilizan como si se tratasen de sinónimos pero en realidad no lo son, son problemas de salud distintos, con sus signos y síntomas específicos.

 

          La cefalea tensional, es el típico dolor de cabeza que todo el mundo ha tenido alguna vez, se caracteriza por afectar a todo el cráneo, tiene una intensidad moderada (que se puede soportar), y no produce nauseas. 

 

        Sus causas son muy variadas desde una mala posición mantenida a un abuso de             medicamentos, tabaco o alcohol.

 

    Principalmente se produce por una alteración del segmento vertebral C1,C2,C3 cuyos nervios raquídeos inervan a la musculatura motora cervical como son el esplenio, ECOM, trapecio, musculatura suboccipital. La palpación de esta musculatura puede reflejar la aparición de puntos gatillo miofasciales que justificarían el dolor de cabeza como cefalea tensional. Además normalmente la cefalea tensional va acompañada de molestias cervicales y limitaciones en algunos rangos de movimiento del cuello. Para saber cómo tratamos este problema: Tratamiento de la cefalea tensional.

 

        La migraña es un dolor de cabeza periódico, que dura entre 4 y 72 horas, se localiza en una zona concreta del cráneo, cuando se produce un episodio de migraña suele venir asociado a nauseas, fotofobia, a veces mareo y menos frecuencia de acudir a orinar.

        Sus causas son bastantes desconocidas:

- Algunos autores hablan de un compromiso vascular a nivel de la duramadre craneal que provoca la irritación de la misma y por tanto la migraña.

 

- Otros autores hablan de que existe tejido nervioso en las uniones de los huesos craneales, y dado que estos tienen un micro movimiento dentro del MRP craneal, podrían verse bloqueados e irritar dicho tejido nervioso, haciendo que aparezca la migraña.

 

- Algunos autores hablan de que las migrañas asociadas a la regla, es decir que suelen aparecer una vez al mes hablan de irritación de las membranas craneales por el estrés al que se ve sometido la hipófisis, e incluso se podría pensar que la inflamación en el suelo pélvico durante los momentos previos a la menstruación podrían tensar a la duramadre a nivel del sacro y que esta se irritara a nivel craneal, produciendo así la migraña. Muchos de estos síntomas se pueden tratar con fisioterapia y mejorar notablemente tanto la frecuencia como la intensidad de la migraña, podéis verlo aquí: Tratamiento de la migraña

 

        En SENSEPATÍA tenemos profesionales formados en fisioterapia, osteopatía informacional, reeducación postural, pilates y acupuntura, capacitados para tratar y mejorar su sintomatología.

 

Fuente imagen: http://www.vanguardia.com/informe-salud/wp-content/uploads/2013/06/Cefaleas.jpg